Una ‘Passivhaus’ cumple unos conceptos específicos de construcción que consiguen ahorrar entre un 70 y un 90% el consumo energético.

¿QUÉ SON?

La ‘casa pasiva’ es un concepto que va más allá de la idea de casa sostenible.

La idea de ‘casa pasiva’ surgió en Alemania en los años 90 y pretende combinar el concepto de vivienda acogedora y completamente respetuosa con el medio ambiente. De hecho, se define una ‘casa pasiva’ como una vivienda ecológica que por las características de su construcción aprovecha de forma óptima los recursos naturales y reduce sustancialmente el consumo energético.

CARACTERISTICAS PRINCIPALES

El concepto de casa pasiva se puede aplicar a cualquier sistema constructivo que debe pasar por un proceso de certificado por el Instituto Passivhaus.

 

Las características que debe tener una vivienda para englobarse dentro del grupo de ‘casa pasiva’ se resumen en:

  • Diseño bioclimático: El diseño del edificio debe tener en cuenta el clima y orientación para aprovechar los rayos del sol en invierno y la frescura del verano.

  • Aislamiento térmico y acústico: Generar un ahorro de hasta el 30% a partir de la temperatura que normalmente se desperdicia por consecuencia de un edificio mal aislado. La calidad del estilo de vida mejora gracias a que el ruido del exterior no afecta el interior del hogar.

  • Instalar ventanas de altas prestaciones: En todas las construcciones las ventanas se consideran un elemento debilitador en cuanto a las pérdidas de calor, de hecho, entre un 20% y un 30% del calor se puede perder por las ventanas. La implementación de la ventanas correctas permite que el polvo, polen u otros agentes alérgenos no entren en la vivienda, permitiendo un ambiente saludable, sin alergias ni enfermedades derivadas de agentes indeseados externos.

  • Recuperar el calor perdido: Un buen elemento podría ser la ventilación mecánica, pues permite renovar el aire y recuperar el calor, permitiendo que no se mezclen el aire del interior y del exterior con diferente temperatura.

  • Estanqueidad al aire: En las casas pasivas se cuida la estanqueidad al aire sellando todas las uniones entre los diferentes materiales del edificio. De esta manera, en el edificio no existen infiltraciones de aire no deseadas.

  • Confort: Este se logra a partir de la homogeneidad de las temperaturas interiores, por el alto aislamiento acústico y por la calidad del aire.

  • Salud: El aire filtrado evita la presencia de polvo y polen, lo que reduce las reacciones alérgicas. La baja concentración de CO2 y COVs reduce la sensación de cansancio, algunas dolencias como dolores de cabeza, irritación en ojos, nariz, garganta, sequedad del sistema respiratorio y algunas enfermedades.

  • Eficiencia, sostenibilidad y rentabilidad: Eficiente por el bajo consumo energético y, en consecuencia, económico. Sostenible porque el CO2 que deja de emitir una casa pasiva de 350m2 en un año equivale al CO2 que absorben unos 1.000 árboles en un año. Un edificio construido bajo el estándar Passivhaus tiene un sobrecosto de construcción entre un 5 y 10% mayor, pero esto se rentabiliza entre los 5 y los 10 años debido al ahorro energético y el mantenimiento.

  • Certificación: Las pruebas técnicas y la certificación son el último paso para poder decir que un inmueble está construido bajo los estándares Passivhaus. Es la única garantía de que el edificio se ajusta al cumplimento de los requisitos establecidos por el Passivhaus Institut de Alemania y al nivel de confort interior y de la calidad energética de la construcción hacia el cliente.​

Aunque el propio concepto de casa pasiva no exige la instalación de paneles fotovoltaicos, una excelente opción para seguir optimizando los recursos que rodean el hogar es la instalación de un kit solar que permita el ahorro energético y reduzca sustancialmente la factura de energía.

ESQUEMA DE PASSIVHAUS

 

¿CÓMO ES UNA CASA PASIVA?

La construcción de una ‘casa pasiva’ implica la construcción de una casa a medida que cumpla con las exigencias para optimizar los recursos externos. Suele presentar un diseño original y sorprendentemente integrado con su entorno. A continuación se muestran algunos ejemplos de ‘casas pasivas’ con el certificado de Passivhaus alrededor del mundo, de los más variados tamaños y características, y donde algunas de ellas cuentan con sistemas solares:

Artículos recomendados